¿Están las estrellas musicales destinadas a morir jóvenes?