LOADING

Type to search

No confían en Ecuador

Luis Espinosa
Universidad San Francisco de Quito
domingo, julio 31, 2016
Ecuador ha colocado USD 1.000 millones de deuda a cinco años al 10,75% de tipo de interés. De esta operación nos hemos enterado, primero por las agencias de noticias internacionales, y una vez que éstas lo han confirmado, el Ministerio de Finanzas ha emitido un comunicado en el que se nos ha dicho que: “Con […]

Ecuador ha colocado USD 1.000 millones de deuda a cinco años al 10,75% de tipo de interés.

De esta operación nos hemos enterado, primero por las agencias de noticias internacionales, y una vez que éstas lo han confirmado, el Ministerio de Finanzas ha emitido un comunicado en el que se nos ha dicho que: “Con esta colocación se da impulso a la política del Gobierno Nacional de  diversificar las fuentes de financiamiento que permiten ejecutar inversiones que promuevan el desarrollo nacional”.

Bueno, pues esta emisión de bonos es una PÉSIMA NOTICIA para la economía ecuatoriana, pues lo que viene a significar es que LOS MERCADOS NO CONFÍAN en Ecuador, no confían en que el Gobierno de Ecuador vaya a devolver el dinero y por eso le exigen unos tipos de interés mucho más altos que a los demás países de América Latina.

Un préstamo es siempre confianza, yo te presto dinero si creo que me lo vas a devolver. Y tanto a nivel informal (chulquero) como a nivel formal (los bancos), sí creo que el préstamo tiene más riesgo (no confío mucho en ti por lo tanto no tengo confianza en que me lo devuelvas) exigiré más tipo de interés, más compensación pues asumo más riesgo. Si sí tengo confianza en que me devolverás el préstamo, se pedirá menos tipo de interés (menos riesgo > menos beneficio). Riesgo y beneficio siempre van de la mano, siempre son dos variables correlativas.

Pues los datos de la tabla adjunta demuestran que los mercados NO CONFÍAN EN ECUADOR, y por ello le exigen tipos de interés que son el cuádruple (4x) que Colombia, o el doble que Argentina (ese país que ha tenido tantos problemas financieros.

Captura de pantalla 2016-07-30 a las 11.28.01 p.m.

*Evidentemente hay más variables en la emisión de un bono de deuda soberana, pero las presentadas son las más relevantes. Fuentes cuadro: medios internacionales La Nación, La Razón, El Espectador

¿Y qué consecuencias tiene esto? Pues que el gasto que hace el Gobierno con este dinero (y puesto que el dinero entra en la caja única del Estado no podemos decir que vaya a inversión, irá, como es la mayor parte del presupuesto del 2016, a gasto en su mayor parte), es casi un 55% más cara (haciendo un cálculo sencillo de 10,75% que se tiene que pagar de intereses anualmente por cinco años, que da un 55%; que evidentemente no cuenta inflación que podría ser del 3% anual lo que daría un resultado de +35%). Esto es, en cálculo sencillo estos USD 1.000 millones de gasto nos cuestan USD 1.550 millones brutos, unos USD 1.350 millones netos, hay un 55% bruto (+/- 35% neto) que simplemente se va en el pago de intereses y que NO beneficia a nadie, es pura pérdida que se da por la falta de confianza que genera este gobierno. Un pésimo negocio como puede entender cualquiera, por más que el Gobierno nos lo quiera vender como una gran idea, según se menciona en el Blog Foro Pro Polarización.

Facebook Comments

Tags:

Temas relacionados