Lo importante es estar: las marcas en los Juegos Olímpicos