Cualquier payaso es sospechoso en vísperas de Halloween