Ecuador está migrando al uso de energías limpias