Barcelona se quedó a un paso de su título número 15. Solo necesita un empate ante Emlec