Colombia-Chile, en el calor de Barranquilla