¿El nuevo acuerdo de paz?