LOADING

Type to search

La muerte de Sixto Durán Ballén

Juan Tibanlombo
La Conversación EC
martes, noviembre 15, 2016
Sin duda representó una época, la de la ruptura del péndulo Partido Social Cristiano-Izquierda Democrática, partidos clave en el reacomodo de las instituciones de la democracia tras la salida de la dictadura militar. Y después de su período llegó el caos. Un gobierno de Abdalá Bucaram que iba contra lo que representaba Durán Ballén, la […]

Sin duda representó una época, la de la ruptura del péndulo Partido Social Cristiano-Izquierda Democrática, partidos clave en el reacomodo de las instituciones de la democracia tras la salida de la dictadura militar. Y después de su período llegó el caos. Un gobierno de Abdalá Bucaram que iba contra lo que representaba Durán Ballén, la Izquierda Democrática y el Partido Social Cristiano. El establishment.

Bucaram llegó a Carondelet con el lema de la fuerza de los pobres y una sola vuelta, este último estribillo tan repetido en los últimos tiempos. Terminó el tiempo del péndulo y comenzó el de los outsiders, en teoría, con intermedios como los de Fabián Alarcón, Gustavo Noboa y Alfredo Palacio.

Primero fue Jamil Mahuad, paseado en hombros por la Plaza de Toros tras la firma del acuerdo de paz con Perú. Luego Lucio Gutiérrez, convertido en símbolo de la rebelión contra todo lo que representaba Jamil Mahuad y el feriado bancario, que ganó la Presidencia al reivindicar el golpe de Estado contra Mahuad, y después Rafael Correa que pudo aglutinar a todo el anti establishment. Un anti establishment curioso, porque solo deseaba estabilidad y un Gobierno fuerte que acabara con tanta inestabilidad.

Ese fue el período en el que Sixto Durán Ballén pasó al silencio, a su pasión por la música clásica. Hasta su muerte ocurrida la tarde del 15 de noviembre. Le sobreviven Alberto Dahik y unos escándalos que pocos olvidarán. Pero sin duda fue un personaje que marcó la ruptura de una época, la del tiempo del péndulo.

Facebook Comments

Tags:

Temas relacionados