La televisión ha muerto, las elecciones de EEUU se transmiten por Facebook, Snapchat…