LOADING

Type to search

La Miss Canadá que revolucionó el concurso de Miss Universo

Redacción
La Conversación EC
lunes, enero 30, 2017
Aunque la corona de Miss Universo fue para la Miss Francia, Iris Mittenaere, de 23 años y estudiante de odontología, Miss Canadá fue una verdadera triunfadora en Miss Universo al convertirse en una fiel representante de la diversidad corporal en el concurso. La nueva Miss Universo, Iris Mittenaere Siera Bearchell dio de qué hablar durante […]

Aunque la corona de Miss Universo fue para la Miss Francia, Iris Mittenaere, de 23 años y estudiante de odontología, Miss Canadá fue una verdadera triunfadora en Miss Universo al convertirse en una fiel representante de la diversidad corporal en el concurso.

La nueva Miss Universo, Iris Mittenaere

Siera Bearchell dio de qué hablar durante su paso por el certamen por no poseer el típico cuerpo “90-60-90”, que se establece como estándar en este tipo de concursos. Para algunos, su figura se parecía más al de una modelo de talla grande, mientras los más ofensivos y crueles simplemente la llamaron “gorda”.

Pero lejos de ofenderse, la joven de 23 años salió al paso de estas críticas, y usó las redes sociales para responder a todos aquellos que cuestionaron su físico.

“‘¿Cómo se siente ser más grande que las demás delegadas?’ Esto fue lo que me preguntaron en una conferencia de prensa. Me quedé sin palabras. Y pensé, ‘¿cómo se siente ser yo misma?, ¿qué se siente ser así de segura como lo soy?, ¿cómo se siente cumplir mi sueño de representar a Canadá en Miss Universo?, ¿cómo se siente ser un modelo a seguir para las mujeres jóvenes que tratan de encontrar su camino?, ¿cómo se siente redefinir la belleza?’ Mi respuesta fue: ‘Se siente muy bien’“, escribió.

“Aunque yo soy la primera en decir que no soy tan delgada como lo era cuando tenía 16 o 20 años o incluso el año pasado, soy más confiada, capaz, sabia, humilde y apasionada que nunca. Tan pronto como empecé a amar a quien yo era en lugar de intentar siempre encajar en lo que yo pensaba que la sociedad quería que fuera, gané sabiduría en un nuevo aspecto de la vida“, dijo en otro mensaje.

“Para ser sincera, restringí mi ingesta de alimentos intensamente en concursos anteriores y era miserable, nunca me sentí lo suficientemente buena. No importa lo poco que comí y cuánto peso perdí, constantemente me comparaba con las demás y sentía que aún podía perder más”, añadió la joven.

Quien aplaudió esta actitud fue la modelo plus size, Ashley Graham, quien estuvo a cargo del backstage del concurso. En la ocasión, la famosa modelo y activista corporal aprovechó de decirle a Siera lo orgullosa que estaba de ella.

“Mi esperanza y mi sueño es que las mujeres de todas las tallas puedan competir y tener la posibilidad de ganar este concurso sin que nadie hable de su peso, esa es la cosa más ridícula”, dijo Ashley durante la transmisión.

Facebook Comments

Tags:

Temas relacionados