Schwarzenegger: Hey Donald, ¿por qué no intercambiamos trabajos?, así la gente puede dormir tranquila de nuevo