Una luna llena y un cometa compartirán el escenario nocturno este fin de semana