Barcelona empieza con pie derecho su debut en la Copa Libertadores