Ecuador pasó sin pena ni gloria al sexto lugar de las Eliminatorias