LOADING

Type to search

Ecuador vive una ‘novela económica’ en Twitter

Jorge Calderón Salazar
Tecnológico ARGOS
martes, marzo 21, 2017
En los capítulos difundidos por dos excolaboradores del gobierno, a través de las redes sociales, se revelan posibles malos manejos económicos en el país vinculados con el sector de hidrocarburos, la banca, contratos con China…

En Twitter se exhibe toda una trama en la que se reflejan los manejos del gobierno de Ecuador que por ahora se centra en dos puntos clave: por un lado lo relacionado al tema de hidrocarburos denunciado por Carlos Pareja Yannuzzelli (Capaya por las iniciales de su nombre) y el segundo, el manejo financiero de la crisis bancaria, lavado de dinero, y otros “trapos” denunciado por Pedro Delgado, pues este último estuvo vinculado a diversas áreas, funciones e instancias cercanas al gobierno.

Se observa una estrategia bastante bien elaborada de Capaya y de Pedro Delgado por la forma como han presentado la información. El término leaks, famoso a raíz de los wikileaks revelados hace unos seis años en el que está involucrado Julian Assange y por lo que está asilado en la embajada de Ecuador en Inglaterra, y con ello publican información a través de las cuentas @capayaleaksecu y @primoleaks.

Capaya envió su primer mensaje el 3 de febrero de 2017 y desde allí en adelante existe una serie de capítulos en los que sus temas se tratan entre 40 segundos y dos minutos, en donde se revelan hechos relacionados con el manejo petrolero y datos sobre la supuesta participación del candidato y actual vicepresidente, Jorge Glas. También se ha expresado sobre el grupo o el círculo de cinco o seis personas que manejan todo lo que tiene que ver con el petróleo y  qué rotan en los diversos cargos de poder de este sector.

Pedro Delgado ha seguido la misma tónica, formato y estrategia de crear una cuenta de Twitter, de publicar capítulos cortos en los que trata temas puntuales como el financiamiento de la campaña, el endeudamiento con China, etc. Incluso estas dos personas han sido entrevistadas por periodistas de diferentes medios. El gobierno muchas veces dijo que ellos estaban prófugos en Miami y que no conocían de su paradero, pero los periodistas sí los encontraron.

La estrategia comunicacional del gobierno siempre fue clara: controlar toda la información, siendo algo en lo que ha trabajado de una manera efectiva; por ejemplo,  se observa en el control de las cifras económicas (en la forma de presentarlas, los cambio de metodología para medir el comportamiento de variables) y demostrar cómo el país está bien y para ello se han dado cambios en la medición de empleo, de la deuda externa… Entonces, esa estrategia de buscar controlar todo. de decir que el país está bien, que no hay crisis, que se vive un milagro económico… contrasta con los capítulos de la “novela económica” que dos personas cercanas al principal círculo de poder del correísmo, nos muestran.

Cada parte es dueña de su verdad y muestra documentos, el gobierno no lo ha desmentido completamente y se enfoca en atacar y desprestigiar la imagen de la persona, siendo la forma habitual de desacreditar a quién señale algún acto de corrupción. Ha sido repetitivo ver esa “represalia” en quienes se han atrevido a señalar algo sobre el manejo de contratos, cifras económicas o corrupción. Ahí se observa que la estrategia principal del gobierno, para restar credibilidad a sus detractores. Pero también hay que preguntarse ¿qué hubiese pasado si no se revelaban estos datos? ¿Se hubiese seguido con esos mecanismos de corrupción que se están revelando ahora?

Esta novela económica se dividió en temporadas, hasta podríamos decir que se hizo serie.  La primera temporada, llegó cuando Capaya dos semanas antes de la primera vuelta electoral sacó los episodios, que sí afectó –y el mismo presidente Rafael Correa lo ha reconocido- en los resultados de las elecciones del 19 de febrero. Las declaraciones de Pedro Delgado salieron una vez terminada la primera vuelta y la tercera temporada seguro probablemente (me atrevo a vaticinar) saldrá unos 10 días antes de la segunda vuelta electoral.  Lo más seguro es que se presenten nuevos episodios y acusaciones que le van a golpear muy fuerte a la campaña de Alianza País.

La campaña y los cambios de Alianza País

Ahora, este grupo político ha realizado dos cambios en los aspectos importantes de su campaña: primero, en la publicidad se promociona sólo a Lenin Moreno, ya no aparece su candidato a vicepresidente, Jorge Glas, porque es el principal “acusado” dentro de este tema de corrupción. El mayor número de revelaciones de posibles actos de corrupción corresponde a los sectores estratégicos, que Glas administraba como ministro y después como vicepresidente de la República. La otra parte de la campaña de Alianza País busca  limpiar la imagen de Jorge Glas y se han gestionado entrevistas, él se ha cercado a la Fiscalía para que investigue las denuncias y sus cuentas y, de esta manera, en caso de ganar las elecciones llegar limpio a su nuevo periodo como vicepresidente.

En todos estos capítulos se revelan los malos manejos o, por lo menos, deja la duda de si esos manejos fueron perjudiciales para país. Es lamentable que lo hayan hecho en unas circunstancias –a decir de Capaya y Delgado- como perseguidos políticos y que deja entrever qué tan cierto es lo que están diciendo. Ahí surge una pregunta: ¿Por qué esperaron todo este tiempo para revelar este tipo de hechos y no lo hicieron mientras eran funcionarios de gobierno a sabiendas de que eso no estaba bien? Esos son aspectos que se valorarán después, desde el ámbito legal, pero deja esa sombra de duda.

Estos personajes han hablado, una vez que no se han cumplido los “acuerdos”, en la que señalan que estuvo vinculado Rafael Correa, y que en función de ello se dé su salida del país bajo ciertas condiciones. Pero, a raíz de las persecuciones que han tenido en el exterior y en las que se ha visto involucrada su familia –que además expone a consideración el tema de los derechos humanos- será una justicia imparcial la que determine si son culpables o no.

La imagen del país frente a lo que se reproduce en Twitter

 Toda la trama que se publica en Twitter obviamente le genera al país una imagen muy negativa; es penoso cómo se percibe a Ecuador en el exterior en todo lo que tiene que ver con el manejo de la política económica supeditada a intereses personales o de grupos, cómo se han feriado los recursos generados por encargados del sector petrolero, cómo está tomada la justicia en el país… en sí se trata de temas muy sensibles para un inversionista extranjero que intente hacer negocios en el país o generar alianzas estratégicas.

Preocupa que la justicia, un eje primordial en una sociedad que tiene que velar por el respeto y el derecho de todas las libertades individuales o jurídicas, se vea en entredicho porque no ha habido un accionar por parte de las autoridades para perseguir a los corruptos y a los corruptores, sino que se persigue al que denuncia la corrupción. En ese sentido, deja un entredicho y no cuantifica el daño, no solo ahora, sino el daño que le va a generar al país en el futuro con todos estos sucesos desarrollados en los últimos meses. Es una imagen difícil de componer, difícil de administrar para el próximo Presidente y tendrá que hacer grandes esfuerzos para cambiar esta percepción.

Las redes sociales y las facilidades tecnológicas ayudaron para que se difundan los diversos episodios de los #capayaleaks y #primoleaks; es un tema que se comenta en las calles, es algo que la gente se cuenta en sus actividades diarias. Los videos son cortos y se los pasa por whatsApp, esto ha permitido que la información se difunda y sea parte de la opinión pública. En ese sentido, ha generado un debilitamiento general en la campaña de Alianza País y se notó en la primera vuelta electoral cuando perdió en la Sierra y en el Oriente; incluso cedió bastante terreno en Zumbahua, lugares emblemáticos para el correísmo (por mencionar unos ejemplos).  Esto deja entrever que estos videos han conseguido el efecto deseado y este partido político se ha debilitado, en especial su binomio a la Presidencia y Vicepresidencia de la República.

No me sorprendería que en unos años se de alguna producción cinematográfica o de novela, como ocurre con Pablo Escobar, Hugo Chávez (Serie “El Comandante”). Amable lector, ¿qué titulo le pondría usted a esa producción? “La revolución ciudadana”, “La revolución verde flex”, “Correa, ayer, hoy y siempre”, en fin la imaginación da para pensar varios títulos, después de 10 años aún tenemos eso.

Facebook Comments

Tags:

Temas relacionados