Un SOS para Chanel, Louis Vuitton y Prada porque China ya no compra como antes