LOADING

Type to search

De los Ostaiza a los $12 millones

Juan Tibanlombo
La Conversación EC
sábado, abril 15, 2017
La última vez que se vio miles de dólares escondidos en los techos falsos de casas fue en el operativo para desmantelar una red de corrupción y sobornos en la estatal Petroecuador.

Uno de los grandes casos de narcotráfico que sorprendió al país por su magnitud y por la forma como tejieron su red de poder en Ecuador fue el de los hermanos Ostaiza, una organización que fue desmantelada por la Policía tras un seguimiento al detalle. La investigación reveló nexos de grupos delincuenciales locales con grupos armados irregulares como las FARC. Las personas vinculadas a esa organización navegaban en la abundancia, con autos y casas de lujo que no dudaban en ostentar en público.

El principal del grupo, el creador de la empresa Joamy Ema, la fachada de toda la organización, nunca fue detenido y el grupo policial que desmanteló esa organización tiempo después fue borrado. Era la Unidad de Investigaciones Especiales (UIES) que cambió hasta de nombre, bajo la acusación de que sus miembros respondían más a los intereses de Estados Unidos.

Muchos grupos del narcotráfico cayeron después. Uno tras otro. Toneladas y toneladas de droga han sido decomisadas sin grandes capos detenidos, pero en el país todo lo de Joamy Ema había pasado a ser parte de las noticias de segunda plana. Hasta que un operativo realizado en Colombia permitió dar con la pista de un ecuatoriano que seguía los pasos del famoso capo de la droga, el Chapo Guzmán. Según el diario El Tiempo de Colombia había sido detenido tres veces en Ecuador y las tres había sido liberado.

Dos días después de ese operativo en Colombia, otro en Ecuador permitió descubrir que en la casa del aprendiz del Chapo Guzmán estaban escondidos bajo el piso $12 millones de dólares. Las imágenes circuladas en redes sociales sorprendieron porque el país nunca había estado acostumbrado a esas imágenes.

La última vez que se vio miles de dólares escondidos en los techos falsos de casas fue en el operativo para desmantelar una red de corrupción y sobornos en la estatal Petroecuador, hace pocas semanas.

La lucha contra la corrupción y el narcotráfico son las únicas probabilidades de evitar que un Estado caiga en los abismos en los que cayó Colombia, México…, en las épocas de las guerras sin cuartel y crímenes sanguinarios que hasta pusieron en duda la humanidad de la humanidad.

 

Facebook Comments