El modelo basado en impuestos y endeudamiento externo no daba para más