Estudiantes de La Plata arruinó la fiesta de Barcelona con goleada, pero no le alcanzó