Hay vida después del iPhone, la tendencia de los celulares rebasa cualquier imaginación