La emoción no le alcanzó al Atlético y Real Madrid se mete en la final ante la Juventus