LOADING

Type to search

Los estudiantes de Ingeniería de la USFQ crean una máquina expendedora de medicamentos

Alfredo Valarezo
Universidad San Francisco de Quito
lunes, mayo 8, 2017
Los alumnos de la USFQ se dedicaron armar y adaptar el proyecto, ellos hacen la ingeniería y aplican técnicamente lo que aprenden en las aulas. Estas iniciativas también les ayuda a emprender y ser más competitivos.

La Universidad San Francisco de Quito acaba de abrir, para beneficio de sus estudiantes, un laboratorio con equipos especializados para la evaluación mecánica de materiales (ensayos de tracción, compresión, flexión, macro-dureza y micro-dureza), laboratorio de suelos, laboratorio de hormigones, laboratorio de procesamiento de materiales por maquinados, soldadura, fundición, impresión 3D…

Para este espacio se adquirió nueva maquinaria que ofrece mayor seguridad con el fin de que los universitarios de las distintas áreas de la ingeniería ejecuten y desarrollen sus proyectos.

El objetivo que persigue la Universidad San Francisco y su Facultad de Ingeniería es que cada estudiante materialice sus ideas sobre cualquier emprendimiento. Es ir más allá. En la Clínica universitaria, por ejemplo, existe una inversión que dará vida a una Farmacia Robot, que pronto saldrá al mercado para competir con tecnología de otros países.

Es una estructura que opera de forma parecida a una máquina de refrescos. Un motor se desplaza dentro de ella para buscar la medicina que el consumidor ha escogido en su pantalla táctil.

Este proyecto que está en el laboratorio de innovación y manufactura une a varias áreas de la ingeniería. Es una pequeña bodega computarizada capaz de atender y suministrar fármacos de venta libre. En el futuro podría conectarse con la base de datos de un hospital para ofrecer aquellas medicinas que requieran receta médica.

Otra referencia, es el proyecto para el tratamiento de los alimentos utilizando la biomedicina, por ejemplo, se ha desarrollado una pasta de gluten a base de harina de chocho. Esta idea se planteó y se desarrolló para sacar provecho a los recursos.

Lo clave es lograr que cada estudiante universitario, junto a sus guías, plantee un problema para que este pueda convertirse en una innovación.
Los ingenieros están hechos para construir, diseñar y ejecutar ideas en equipo.

Proyectos de ese tipo nacen de las ferias de ingeniería que organiza la universidad.

Recientemente, en los espacios de la USFQ, se celebró la XX Feria de Ingeniería, hecha para que los estudiantes puedan presentar sus trabajos desarrollados en clases y practicar su manera de expresarse y representarse. Es decir, luego de una especificación en clase de lo que será el proyecto ellos como ingenieros deben realizar un proceso de diseño y de trabajo en equipo.

Cada futuro ingeniero tiene un tiempo  para desarrollar poco a poco el proyecto y debe ir mostrando sus avances. El objetivo que persigue cada Feria es educar y motivar a todos los miembros de la clase para que puedan destacarse.

Para los estudiantes, participar en este tipo de Ferias tiene un gran potencial ya que les  permite demostrar talento y desarrollar ideas. En anteriores ferias se han podido destacar proyectos en la rama de diseño o de la construcción. Por ejemplo, existe uno de una bomba de calor que no se produce en el Ecuador, solo hay importadas y es usada para calentar agua de forma doméstica o en las piscinas.

Los alumnos de la USFQ se dedicaron armar y adaptar el proyecto, ellos hacen la ingeniería y aplican técnicamente lo que aprenden en las aulas.
Estas iniciativas también les ayuda a emprender y ser más competitivos.

Hasta ahora, la mayoría de los proyectos presentados durante la XX Feria de Ingeniería y en anteriores ediciones han terminado en pequeñas micro empresas, con unos veinte en materia eléctrica.

Facebook Comments

Tags:

Temas relacionados