Una semana clave para el caso Odebrecht