Barcelona va tras el invicto de Liga de Quito en Ponciano, en un partido diferido del campeonato