El Gobierno debe ajustar el gasto público y pagar la deuda para cumplir con el Plan toda una Vida