LOADING

Type to search

El Gobierno debe ajustar el gasto público y pagar la deuda para cumplir con el Plan toda una Vida

Jorge Calderón Salazar
Tecnológico ARGOS
viernes, junio 16, 2017
El éxito y la efectividad del Plan toda una Vida dependerá de los correctivos que en materia económica haga el mandatario. Si no se toman las medidas necesarias el nuevo Gobierno de seguro terminará endeudando mucho más a la nación.

Dentro de la política social del Presidente Lenín Moreno está la creación de una Secretaria Técnica con rango de Ministerio para articular y materializar el cumplimiento del Plan toda una Vida. Un programa pensado para entregar viviendas, dar empleo y ofrecer ayudas económicas a las personas de la tercera edad  y bonos a las personas más necesitadas.

En contexto, el programa social busca erradicar la pobreza en todo el país, pero para cumplir esa promesa el Gobierno de Moreno requiere de un importante financiamiento. Hoy por hoy, Ecuador vive una realidad económica bastante compleja con un presupuesto prorrogado, una abultada deuda interna y externa y bajos ingresos tributarios y petroleros. Son factores que se convierten en limitantes a la hora de querer llevar a la práctica el Plan toda una Vida.

Hoy por hoy, Ecuador vive una realidad económica bastante compleja con un presupuesto prorrogado, una abultada deuda interna y externa y bajos ingresos tributarios y petroleros. Son factores que se convierten en limitantes a la hora de querer llevar a la práctica el Plan toda una Vida.

En este sentido, a Moreno le corresponderá asumir los compromisos pendientes que dejó el presidente saliente Rafael Correa. Pero también tendrá la responsabilidad de hacer los ajustes necesarios en el modelo económico para cumplir sus promesas electorales. En primer lugar, debe ajustar el gasto público y, y en segundo lugar, aliviar la carga de la deuda.

Una manera de hacerlo es redireccionando las inversiones ineficientes a los programas de vivienda social. Se deben revisar las inversiones públicas para hacer un uso productivo y eficiente de las mismas. Eso podría liberar recursos para destinarlos a las políticas sociales del Gobierno. El Presidente Moreno, además, deberá reducir el tamaño del Estado.

Pero también deberá revisar todos los programas. La Misión una casa para todos, por ejemplo, es un caso puntual. La promesa fue construir 325 mil nuevas viviendas que generarán más de 136 mil empleos por año. Las casas serán entregadas sin costo alguno a 191 mil familias más pobres, que están entre los quintiles 1 y 2.

El Presidente actual pudo hacer realidad un programa similar cuando estaba como representante del Ecuador en Ginebra. Ahí encontró los fondos para financiar las casas entregadas a familias afectadas por el terremoto ocurrido en Manabí y Esmeraldas el 16 de abril de 2016. Es decir, la coyuntura permitió a la construcción de nuevas casas por necesidad y, además, porque habían recursos.  En la actualidad no existe una circunstancia de esa magnitud como para contar con fondos externos para la construcción de tantas viviendas.

La Misión una casa para todos forma parte de los planes de Gobierno, pero será complicado ejecutarla y cumplir durante el primer año de su administración, por la situación económica. Ni el presidente saliente Rafael Correa, durante los diez años de su gestión, pudo construir tantas viviendas con toda la bonanza económica que existió.

La Misión una casa para todos forma parte de los planes de Gobierno, pero será complicado ejecutarla y cumplir durante el primer año de su administración, por la situación económica. Ni el presidente saliente Rafael Correa, durante los diez años de su gestión, pudo construir tantas viviendas con toda la bonanza económica que existió.

En la práctica el Plan toda una Vida requerirá de un tiempo bastante largo para que pueda ser operativo, porque solo tratar de llevarlo a la práctica será difícil y complejo por las circunstancias económicas del país. Y si bien el Gobierno apunta a beneficiar a las personas más vulnerables, también será necesario revisar si todas cumplen los requisitos para ser beneficiarios del plan.

El éxito y la efectividad del Plan toda una Vida dependerá de los correctivos que en materia económica haga el mandatario. Si no existen esos correctivos el nuevo Gobierno de seguro terminará  endeudando mucho más a la nación.

Facebook Comments

Tags: