El oficialismo da luz verde a proyecto de seguridad presidencial, que el presidente Moreno no implementará