La casa de las bandas en Quito promueve los viernes el teatro comunitario