Delfín puede dar un paso histórico; la provincia de Manabí podría vivir la Copa Libertadores