Cuenca se halla empeñada en hacer de la Cultura su cuarto eje de desarrollo sostenible