La Constituyente profundiza la crisis económica y humanitaria en Venezuela