La etapa de Neymar en Barcelona llegó a su fin; en 30 minutos se despidió de sus compañeros