La tecnología y la realidad virtual se han convertido en herramientas claves en la educación a distancia