Las cifras muestran que hay un falso optimismo sobre la recuperación económica del país