Una multitud abarrotó las calles del Centro Histórico de Quito para disfrutar de la Fiesta de la Luz