El inicio de clases en el Mejía