LOADING

Type to search

El SRI ha puesto en el ojo a Easy Taxi, Cabify y Uber por sus declaraciones tributarias en el país

Redacción
La Conversación EC
domingo, septiembre 3, 2017
Cabify, a diferencia de Easy Taxi, opera con vehículos privados en Quito y Guayaquil, desde julio del 2016. Desde entonces hasta el momento de la suspensión del RUC, la compañía canceló $562.531 en impuestos.

EL SRI suspendió el RUC a las empresas Easy Taxi y Cabify, el 24 y 26 de julio pasados, respectivamente, porque no existe una correlación entre la actividad económica declarada y la que efectivamente desarrollan, detalla El Comercio.

La actividad que declaran las firmas es el desarrollo de programas informáticos, servicios de Internet y aplicaciones móviles. “En ningún momento se habla de traslado de pasajeros o de prestar un servicio tecnológico de ubicación de pasajeros”, dijo Guillermo Belmonte, subdirector general de Cumplimiento Tributario.

La resolución del SRI fue impugnada por las dos compañías luego de ser emitida. El proceso administrativo se encuentra en etapa de revisión de pruebas. Belmonte recalcó que las compañías deben justificar, con documentos, que brindan servicio de software.

Easy Taxi opera en el país desde hace cuatro años, con taxis convencionales. Juan Camilo Sepúlveda, gerente, dijo a El Comercio que son unidades autorizadas por la Agencia Nacional de Regulación y Control del Transporte Terrestre. Sepúlveda reiteró que la empresa no es una operadora de transporte ni una cooperativa de taxis.

“Conectamos taxis legales con título habilitante o permiso de operación con usuarios que requieren el servicio de transporte”. El servicio continuará prestándose “sin ningún problema”.

La ‘app’ es utilizada por más de 15 mil conductores en las ciudades de Quito, Guayaquil y Cuenca. Desde 2014 hasta el pasado mes de junio esta empresa canceló $142.265 al SRI por el pago de impuestos.

Cabify, a diferencia de Easy Taxi, opera con vehículos privados en Quito y Guayaquil, desde julio del 2016. Desde entonces hasta el momento de la suspensión del RUC, la compañía canceló $562.531 en impuestos. Aunque la mayoría de los clientes de Cabify son particulares, el 80% de sus ingresos corresponde a 19 empresas del país, según datos del SRI.

La administración tributaria indicó que también realizará un control sobre las compañías que han utilizado los servicios de Cabify. En caso de que no hayan recibido un servicio de diseño de sistemas informáticos se les considerará como un gasto no deducible. Uber, con apenas dos meses de operaciones, tampoco está exento de controles por parte del SRI. El organismo confirmó que esta empresa no cuenta con RUC.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *