El turismo sustentable es la opción que tiene el Ecuador para convertirse en potencia turística