LOADING

Type to search

La Tri que no fue

Juan Tibanlombo
La Conversación EC
viernes, septiembre 1, 2017
El Consejo de Control Social tuvo ayer su punto de quiebre al proponer un reality para seleccionar al nuevo contralor. Uno, al parecer, de esos a lo Laura Bozzo, famoso por su célebre frase: ¡Que pase el desgraciado!

Ecuador intentó mostrar el juego con el que comenzó las Eliminatorias, pero se chocó contra su realidad. Un juego a la defensiva, sin creatividad en el medio campo, con sus estrellas obligadas a defenderse. El 2-0 fue un regalo que habría sido imposible sin el sobresaliente desempeño de Banguera. Lo único sobresaliente fue la anulación de Neymar, pero que hasta en sus más oscuras horas mostró mostró por qué es el fichaje más caro en la historia del fútbol.

Algo pasó en la Selección. Fue una mutación de 360 grados gracias a una dirigencia que trató de mantener hasta última hora su apoyo a Luis Chiriboga, su eterno presidente que ahora mantiene arresto domiciliario por los escándalos de los sobornos en la dirigencia del fútbol mundial.

La Tri fue un pálido reflejo de lo que fue, ante un Brasil formado en un proceso que arrancó en los Juegos Olímpicos, con jugadores sin estrellas todavía. La Tri no fue lo que esperaba el país. No llegó a estar a la altura de las circunstancias.

Y en la política local siguió el eterno debate de si eliminar o no el llamado Consejo de Participación Ciudadana y Control Social que nunca llegó a inaugurar la Participación Ciudadana y que solo sirvió para que el anterior gobierno hiciera un Control Social con la selección de las más altas autoridades de control, todas con una sola particularidad, la de ser muy cercanas al expresidente: desde los que debían vigilar la contratación pública hasta los que debían seleccionar y sancionar a los jueces, pasando por la designación del Fiscal y los vocales del Consejo Nacional Electoral.

El Consejo de Control Social tuvo ayer su punto de quiebre al proponer un reality para seleccionar al nuevo contralor. Uno, al parecer, de esos a lo Laura Bozzo, famoso por su célebre frase: ¡Que pase el desgraciado!

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *