México unido contra el dolor tras el terremoto que deja una cifra de más de 200 muertos y ahora con la amenaza del clima