Eclipse total, fracaso parcial: las expediciones científicas no siempre van según lo planeado