Es factible erradicar la pobreza… siempre que los gobiernos estén dispuestos a pagar