La situación de Cataluña tiene que resolverse con el diálogo