El Sí en la consulta sobre el Yasuní ayudará a desarrollar una estrategia de conservación