Cada vez más personas se lanzan a recorrer el planeta sin más compañía que el equipaje