El emprendimiento debería apuntar, con el tiempo, al mercado bursátil