El gobierno busca atraer inversión, pero complica los costos en materia privada } else {