LOADING

Type to search

El gobierno busca atraer inversión, pero complica los costos en materia privada

Pablo Lucio Paredes
Universidad San Francisco de Quito
miércoles, noviembre 22, 2017
La tarifa de $0,10 a las importaciones es una barrera adicional alrededor del Ecuador, cuando lo que necesitamos es lo contrario: abrirnos más al mundo en exportaciones e importaciones.

La tasa aduanera de $0,10 para las importaciones, que rige desde el pasado 13 de noviembre, es motivo de requerimientos de  información por parte de la Embajada de Estados Unidos en Ecuador y de la Unión Europea. De igual forma, representantes de las cámaras productivas de Perú y Colombia han solicitado a sus pares información sobre esta resolución.

El gobierno ha respondido que sustentará oficialmente que se trata de una medida orientada a la asistencia que presta el Servicio Nacional de Aduanas (Senae) para combatir el contrabando.

En cambio, para  los sectores productivos, la medida configura una nueva salvaguardia y tiene un afán recaudatorio. Para contribuir a despejar las dudas, La Conversación dialogó con el decano de la Escuela de Economía de la Universidad San Francisco de Quito, Pablo Lucio Paredes. A continuación sus respuestas:

El Servicio Nacional de Aduanas (Senae) dice que los ingresos por el nuevo canon de $0,10 se destinarán a combatir la defraudación aduanera, pero los sectores productivos indican que no es tasa sino un nuevo arancel.

Según el Senae esto es para financiar sus actividades, incluso, así fuera cierto, lo lógico es que eso salga de los impuestos que ya pagamos y no agregar nuevos costos. Además el problema de ellos en gran medida es la ineficiencia y la corrupción, y no el tener más fondos para funcionar bien.

¿Cómo incide la medida en el ámbito del comercio internacional?

Es una barrera adicional alrededor del Ecuador, cuando lo que necesitamos es lo contrario: abrirnos más al mundo en exportaciones e importaciones.

¿Puede peligrar la continuación del Acuerdo Multipartes con la Unión Europea?

Ciertamente habrá un reclamo europeo al cabo de menos de un año de la firma del Acuerdo. Sobre todo va a generar mucha preocupación de cuántas veces más el Ecuador va a violar la forma y el fondo del Acuerdo.

¿Este tipo de medidas inciden negativamente en las gestiones que realiza el ministro de Comercio Exterior por mejorar nuestras relaciones comerciales?

Sin duda. Intentamos atraer inversión y generar confianza, y lo que hacemos es complicar los costos y los procesos en materia de desarrollo privado. Absoluta inconsistencia.

Facebook Comments

Tags:

Temas relacionados