LOADING

Type to search

El misterio de la desaparición del submarino argentino despliega un operativo de búsqueda sin precedentes

Redacción
La Conversación EC
martes, noviembre 21, 2017
En el puerto de Comodoro Rivadavia, según Clarín, se ultiman los preparativos para una misión de búsqueda y rescate del submarino ARA San Juan con equipos de última generación: planos sobre volquetes, grúas que cargan las herramientas en el gigante barco noruego de 93 metros de largo Skandi Patagonia...

El portavoz de la Armada argentina, Enrique Balbi, confirmó este lunes que los ruidos detectados no pertenecen al submarino ARA SAN Juan, y que podría tratarse de un “ruido biológico”, lo que disminuye las posibilidades de encontrar la nave en la zona de búsqueda.

La Armada había confirmado, horas antes, que dos de sus barcos captaron un “ruido permanente” en la zona donde buscan al submarino ARA San Juan, perdido desde el pasado miércoles en el Atlántico Sur, con 44 personas a bordo. El origen de la “firma acústica”, como la llamó Balbi, estaba a 360 kilómetros de la costa y a 200 metros de profundidad, en línea recta con el sitio donde el submarino emitió el miércoles su última ubicación y en la derrota de su destino final, el puerto de Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

En el puerto de Comodoro Rivadavia, según Clarín, se ultiman los preparativos para una misión de búsqueda y rescate del submarino ARA San Juan con equipos de última generación: planos sobre volquetes, grúas que cargan las herramientas en el gigante barco noruego de 93 metros de largo Skandi Patagonia

El buque cuenta con cuatro vehículos sumergibles no tripulados que son manejados por control remoto y una sonda de gran alcance que servirá para intentar localizar al submarino. Si eso ocurre, bajarán a las profundidades una cámara de rescate presurizada (que es una especie de minisubmarino) que se pegará al ARA San Juan y permitirá el rescate de los submarinistas argentinos. De a seis por viaje, en una operación que será algo similar a lo que ocurrió con los mineros chilenos en 2010.

La nave tenía previsto llegar a Mar del Plata ayer o podía hacerlo este lunes si las condiciones no eran las ideales. Ese plazo ya se cumplió, y ya este martes, mientras los familiares de los 44 tripulantes pasan de la esperanza a los “picos de angustia”, se cumplirán seis días sin poder determinar la ubicación del submarino.

La última comunicación fue el miércoles por la mañana, según confirmó oficialmente la Armada Argentina. Al momento de esa comunicación, la embarcación, que lleva 44 tripulantes a bordo, se encontraba en el área de operaciones del Golfo San Jorge, 240 millas náuticas (432 kilómetros). El protocolo establece que en tiempos de paz, un submarino debe comunicarse dos veces al día con la base de operaciones. Al no concretarse nuevas comunicaciones es que se dispuso el operativo de búsqueda

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *