Las consultas siempre tienden a la desinstitucionalización del Estado