LOADING

Type to search

Más de cuatroscientos muertos es el saldo del terromoto en la frontera entre Irán e Iraq

Redacción
La Conversación EC
lunes, noviembre 13, 2017
Irán es una zona vulnerable a los sismos debido a su ubicación sobre varias fallas sísmicas importantes. En 2003, un terremoto de magnitud 6,6 destruyó la histórica ciudad de Bam y provocó la muerte de 26.000 personas. 

El movimiento se cobró la vida de más 400 personas y causó 6.700 heridos solo en Irán; mientras que en Iraq causó al menos siete fallecidos y 535 heridos, todos en la región kurda, en el norte del país, según el Ministerio del Interior de Bagdad que hizo un balance del terremoto de magnitud 7,3 que sacudió la frontera de los dos países.

La agencia estatal de noticias de la República Islámica reportó que el terremoto se cobró la vida de al menos 400 personas y causó 6.700 heridos solo en Irán. La provincia iraní de Kermanshah, en el oeste del país, fue la más afectada. La zona es una región montañosa y rural donde la agricultura es el principal medio de subsistencia.

En Iraq, el sismo causó al menos siete fallecidos y 535 heridos, todos en la región semiautónoma kurda, en el norte del país, según el Ministerio del Interior de Bagdad.

El epicentro del temblor estuvo a 31 kilómetros (19 millas) de la ciudad de Halabja, en el este de Irak, según las últimas mediciones del Servicio Geológico de Estados Unidos. Se localizó a una profundidad de 23,2 kilómetros (14,4 millas), lo que podría provocar amplios daños. Los temblores de magnitud 7 pueden causar daños generalizados y graves.

Los peores daños parecían estar en la localidad de Sarpol-e-Zahab, en Kermanshah, una provincia del oeste de Irán ubicada en los montes Zagros que separan los dos países.

Los residentes en Sarpol-e-Zahab dijeron además que no había agua corriente ni electricidad y que las líneas telefónicas y celulares funcionaban con problemas.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, ofreció sus condolencias el lunes por la mañana e instó a los rescatistas y a todas las agencias gubernamentales a hacer todo lo posible para ayudar a los afectados, de acuerdo con reportes de los medios estatales.

En Irak, el primer ministro, Haider al-Abadi, emitió una directiva para que los equipos defensa civil e “instituciones relacionadas” respondan al desastre natural. El general de brigada Saad Maan, un portavoz del Ministerio de Interior, ofreció la cifra de fallecidos en el país. El terremoto pudo sentirse en toda la nación, donde sacudió edificios y viviendas de Irbil a la capital, Bagdad, donde la gente se echó a la calle.

La ciudad iraquí de Halabja, la más próxima al epicentro, es conocida por un ataque químico en 1988 con el que el régimen de Saddam Hussein mató a unas 5.000 personas empleando gas mostaza _ el ataque con armas químicas más letal de la historia contra civiles.

Países de la zona como Turquía y Pakistán enviaron sus condolencias. Además, Ankara tomó medidas para llevar comida y medicamentos al norte de Irak, dijo el primer ministro turco, Binali Yildirim.

Irán es una zona vulnerable a los sismos debido a su ubicación sobre varias fallas sísmicas importantes. En 2003, un terremoto de magnitud 6,6 destruyó la histórica ciudad de Bam y provocó la muerte de 26.000 personas.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *